Lo primero de tu lista

Lo más seguro, querida amiga, es que cuando leas estas palabras ya estés pensando en los preparativos de tu boda, después de haber compartido la buena noticia (¡os casáis!) con todas las personas que son importantes para ti.

Es un momento único, emocionante, mágico… Y sé perfectamente cómo te estás sintiendo y todo lo que en este instante estará pasando por tu cabeza. Y es bonito no, lo siguiente.

Por eso, he querido dedicarte estas líneas para que, entre tanta tarea y tanto por hacer, no te olvides de lo más importante: tú.

Con tanta emoción y ganas de organizar la boda de tus sueños, a veces nos olvidamos de lo especial y rápido que pasa este día. Además, quieres sorprender, compartir una celebración inolvidable con tu gente y que todo salga tal como lo tienes en mente.

Todo eso está fenomenal, pero, por experiencia propia, sé lo fácil que es caer en el error de dejarte para lo último por querer complacer a todo el mundo.

Vas a recibir muchísimas propuestas, ideas y consejos de amigas, familiares… Y no dudes que, aún sin haberlo pedido, las recibirás con la mejor de sus intenciones.

Quieren colaborar, ayudarte y sienten que, dándote millones de ideas, es la mejor forma de hacerlo. Te suena, ¿verdad? Si no lo estás viviendo ahora, puede que ya lo hayas vivido en la boda de alguna de tus amigas.

Por eso, desde aquí quiero animarte a que encuentres esos ratitos para ti, para escucharte, hablar con tu pareja y tener muy claro cómo es la boda que quieres disfrutar.

Tu boda es un día único en tu vida, cariño. Y te aseguro que, cada vez que lo recuerdes, te emocionarás y se dibujará una sonrisa en tu cara sin que puedas evitarlo. Y para qué evitarlo, ¿verdad?

Que no te dé ningún reparo ponerte en lo primero de tu lista y decir «no» cuando sientas que debes hacerlo.

Deja a un lado el miedo a defraudar y a no complacer a los demás, y regálate esa boda con la que sueñas. Esa boda que te pone el vello de punta tan sólo al pensar en ella.

Aunque a veces los nervios puedan jugarte una mala pasada, estoy convencida de que sabes lo que quieres y de que, aunque se agradece todo tipo de ayuda, a veces no es necesaria.

Porque tú ya sabes y tienes claro cómo va a ser tu gran día, y no te quepa duda de que eso es siempre lo más importante. Siempre.

Mereces un día a tu medida, disfrutarlo a tope y tomar cada decisión pensando en lo que os acerca más a la boda de vuestros sueños.

Aunque la fase de preparativos de vuestra boda es súper emocionante, también puede llegar a ser muy estresante.

Por esta razón, te recomiendo regalarte un respiro cuando sientas que lo necesitas y reservarte espacios para desconectar de todo lo relacionado con vuestro gran día.

Desde una tarde con tus amigas, una escapada con tu pareja hasta un concierto inolvidable en buena compañía… Agradecerás muchísimo esos ratitos, créeme, y es importante que haya espacio para ellos en tu agenda.

En este momento más que nunca, por ser tan especial e irrepetible, consiéntete, escúchate y sé siempre lo primero de tu lista, querida amiga.

Te lo mereces, y a veces va bien que te lo recuerden.

Y ahora... ¿me cuentas qué te ha parecido?

Me encantaría conocer tu opinión acerca de este artículo en los comentarios.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Alicia González Rodríguez.
Finalidad » gestionar los comentarios.
Legitimación » tu consentimiento.
Destinatarios » los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Secretos de una novia) dentro de la UE. Ver su política de privacidad.
Derechos » podrás ejercer tus derechos: acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Alicia Gonzalez

¡HOLA! SOY ALICIA GONZÁLEZ

Y quiero darte la bienvenida a mi blog, donde encontrarás un montón de artículos que te serán de gran ayuda para lograr que tu boda sea un día mágico y realmente inolvidable.

ÚLTIMOS POSTS

DESCARGA LA GUÍA GRATUITA

CÓMO ORGANIZAR LA BODA DE TUS SUEÑOS PASO A PASO

Ebook-Organizar-tu-boda-paso-a-paso
Ir arriba